Riverside Agency

Realizar una búsqueda avanzada +

Ingresar

¿Olvidó su contraseña? Haga click aquí

Un cinéfilo en el Vaticano

En 1990, durante un congreso cinematográfico en La Habana, Román Gubern conoció a un sacerdote catalán llamado Enrique Planas que resultó ser el dirigente de una institución que desconocía: la Filmoteca Vaticana. Cuando Gubern se instaló en Roma como director del Instituto Cervantes, el sacerdote catalán lo contactó y le propuso participar en las preparaciones vaticanas para celebrar el centenario del cine. Esta propuesta le permitió indagar en la Filmoteca Vaticana, su colección de películas religiosas y las leyendas en torno a otro tipo de materiales; elaborar una propuesta de lista de mejores películas con valores ejemplares (en el libro hay tres listas vaticanas oficiales, donde las películas se clasifican según sus valores religiosos, sociales y humanos y artísticos) y participar en la designación del santo patrono del cine.

De la misma colección

  • La vida secreta
  • Un cinéfilo en el Vaticano
  • Morir o no morir
  • Ahorita
  • Ahora contamos nosotras
  • Salvar vidas en el Mediterráneo
  • Ofendiditos
  • Kubrick en casa
  • Silencio administrativo
  • (Fe)Male Gaze
  • La mirada lúcida
  • Ironía On
  • Monstruas y centauras
  • La vigencia de El manifiesto comunista
  • La tiranía sin tiranos
  • Contra la izquierda
  • En presencia de Schopenhauer
  • La conjura de los irresponsables
  • El secreto y no
  • El año que nevó en Valencia

Estudios literarios

  • El tiempo regalado
  • El otro proceso
  • El secreto del hijo
  • Sueños de un insomne
  • Mente y escritura
  • Miradas: literatura japonesa del siglo XX
  • Un cinéfilo en el Vaticano
  • Morir o no morir
  • Vida amorosa de Charles Baudelaire
  • Política del rebelde
  • Los raros
  • Llega el rey cuando quiere
  • Diario íntimo
  • Construir y habitar
  • 100 libros que cambiaron el mundo
  • Laboratorio lector