Riverside Agency

Realizar una búsqueda avanzada +

Ingresar

¿Olvidó su contraseña? Haga click aquí

Otro amanecer

El antiguo marine Tom Cavanaugh había vuelto a su hogar en Virgin River dispuesto a hacerse cargo de la finca familiar y a sentar la cabeza. Bien sabía cómo debía ser la mujer perfecta: dulce, decente, quizá un poquito ingenua.

Nada que ver con Nora Crane. Pero entonces, ¿por qué no podía apartar los ojos de aquella sorprendente madre soltera?

Nora no había acabado sus estudios universitarios, pero se había graduado con sobresaliente en la universidad de los golpes duros. Había pasado por momentos muy difíciles y estaba dispuesta a hacer lo que fuera necesario para sacar adelante a su familia, incluyendo ayudar en la finca Cavanaugh con la cosecha de manzanas. Ella siempre tenía en mente permanecer a flote… pero de repente sus pensamientos empezaron a verse distraídos por el fuerte y obstinado Tom Cavanaugh.

Tanto Nora como Tom tenían sus propias ideas sobre lo que debía ser una familia. Pero cada uno estaba a punto de demostrar al otro lo muy equivocado que estaba al respecto.

De la misma colección

  • Hora de soñar
  • Deseos ocultos de una dama
  • Deseos ocultos del conde
  • Marcadas por el odio
  • Rendida a la tentación
  • La dama lo arriesga todo
  • Los Donovan
  • Las Calhoun
  • Dulce como la miel
  • No te dejaré atrás
  • Otro amanecer
  • Cócteles
  • Los Stanislasky
  • En busca de una dama
  • Regalo de boda
  • A salvo en sus brazos
  • Si solo una hora tuviera
  • Mujer soltera busca pianista
  • Una tentación para el duque
  • El lord y la plebeya

Narrativa romántica

  • Morir de amor
  • Destino: tu corazón
  • Sin límites
  • Cómo enamorarte de un hombre que vive debajo de un arbusto
  • El camino del amor
  • Hora de soñar
  • Deseos ocultos del conde
  • Deseos ocultos de una dama
  • Secretos por descubrir
  • Demasiado bueno para ser verdad
  • Un guiño del destino
  • Una boda en invierno
  • Nada más que tú
  • Marcadas por el odio
  • Rendida a la tentación
  • La tristeza tiene el sueño ligero