Riverside Agency

Realizar una búsqueda avanzada +

Ingresar

¿Olvidó su contraseña? Haga click aquí

Por último, el corazón

Dueña de una de las mentes más lúcidas del panorama literario actual, Margaret Atwood no es sólo una institución de las letras canadienses, sino también una figura relevante que se ha volcado por igual en la promoción de la literatura y la protección del medioambiente. Esta novela, su última obra publicada, se inscribe en el ámbito de la ficción especulativa, género en el que Atwood ha cosechado algunos de los mayores éxitos de su formidable bibliografía. Víctimas de la debacle económica, Stan y Charmaine se instalan en el coche tras perder su casa. Malviven gracias a los escasos ingresos que ella consigue en un bar de poca monta. Es entonces cuando llama su atención un anuncio acerca del Proyecto Positrón, un experimento social en el que los habitantes de la idílica ciudad de Consiliencia se dividen en dos grupos que alternan su modus vivendi cada treinta días: mientras el cincuenta por ciento se recluye en la Penitenciaría Positrón para mantener el sistema, la otra mitad disfruta de plena libertad y lleva un estilo de vida propio de la clase media. Al cabo de un mes, intercambian sus roles: los libres ingresan en prisión y los encarcelados se instalan en las viviendas que ocupaban los nuevos reclusos, haciendo uso común de todos los objetos, enseres y aparatos. Agotado el entusiasmo inicial, Stan y Charmaine no tardan en percatarse de que Consiliencia no es el paraíso que habían imaginado y pronto se ven envueltos en una serie de aventuras disparatadas, atrapados en un torbellino de lujuria que les hará cuestionarse sus valores y sentimientos más profundos. La desbordante imaginación de Atwood, arropada por un mordaz sentido del humor, da vida a una novela que, si bien gira en torno a un fenómeno tan actual como la progresiva extinción de la clase media, incide también en los entresijos de la pareja moderna, desvelando de forma inquietante su intimidad, sus crisis, sus demonios y fantasías. Una obra punzante de uno de los escritores más talentosos de la narrativa contemporánea.
OPINIONES DE LA CRÍTICA

«Su visión de los deseos más impredecibles del corazón humano y su osadía narrativa han hecho de Margaret Atwood una de las novelistas más reputadas del mundo.» The Guardian

«Por último, el corazón es un fascinante salto a lo absurdo acerca del dominio y el deseo, del amor y la independencia, conflicto de fuerzas opuestas que nunca llega a resolverse.» The New York Times

«Atwood plantea ideas geniales acerca del control que realmente queremos ejercer sobre nuestras acciones y sobre nuestras mentes.» The Independent on Sunday

«No es una lectura tranquilizadora, pero sí persuasiva y de sombría comicidad, seria y siniestra, sutil y sagaz... La voz burlona, descarada y escéptica de Atwood conserva en esta novela la fuerza de siempre.» The Herald

«Lo que distingue el apocalipticismo de Margaret Atwood es su insistencia en que somos nosotros los causantes de nuestros problemas. [...] Me encanta.» The Times

«Por último, el corazón es a un mismo tiempo emocionante, divertida, cruda y sobrecogedoramente convincente.» Harper’s Bazaar

De la misma colección

  • El arte de la ficción
  • La investigación
  • La pirámide de fango
  • La historia de Pingru y Meitang
  • Tiempos de swing
  • Pequeño país
  • Una noche de invierno
  • Toda una vida
  • Alias Grace
  • Humo y espejos
  • La isla de las mil historias
  • El cuento de la criada
  • Entre el cielo y la tierra
  • Volver a casa
  • Tabú
  • Domingo
  • Bajo el árbol de los toraya
  • Un nido de víboras
  • Utopía para realistas
  • La tristeza de los ángeles

Narrativa contemporánea

  • Definiciones de lo indefinible
  • La investigación
  • El inocente
  • Los perros negros
  • Ginsberg esencial
  • Cuentos
  • Caso Cipriano Martos
  • Lingua Franca
  • El ojo del cielo
  • El dolor de los demás
  • El relojero de la Puerta del Sol
  • La tiranía sin tiranos
  • Contra la izquierda
  • El banquete de las barricadas
  • Guerra y trementina
  • Recuerdos durmientes