Riverside Agency

Realizar una búsqueda avanzada +

Ingresar

¿Olvidó su contraseña? Haga click aquí

El lector

La guerra ha terminado. El pasado parece lejano. El tiempo se ha deteni­do en los barrios de Berlín, que miran ahora con cierto asombro cómo surgen las nuevas construcciones sobre los solares sin vida. Un adolescente se desvanece en una de esas calles y es asistido por una mujer. Así comienza la historia de amor que une a Michael Berg con Hannah. Volver a verla cada día se convertirá en la única obsesión del quinceañero. El colegio, los amigos, las ansias juveniles desaparecen de repente de su vida. Solo aspira a encontrarse con ella, pisar su cálida cocina, reanudar la ceremonia del baño, seducir y dejarse seducir... lo demás no importa. Da igual que no sepa quién es esa mujer. Hasta que un día Hannah desaparece. Solo volverá a verla siete años después, en mitad de un delicado juicio, en el que Berg volverá a sentirse atrapado por ella. Bernhard Schlink ha escrito una de las historias más emocionantes que he leído sobre el amor, el nazismo y la culpa, sobre la herencia del pasado y la obligada restitución a las víctimas por parte de las generaciones futuras. Lola Larumbe Librería Rafael Alberti Ilustración: Merche Gaspar Caro

De la misma colección

  • Trainspotting
  • La hoguera de las vanidades
  • El lector
  • El adversario
  • Sostiene Pereira
  • Austerlitz
  • Mujeres
  • La conjura de los necios
  • La leyenda del Santo Bebedor
  • De qué hablamos cuando hablamos de amor
  • Las vírgenes suicidas
  • Seda
  • Los girasoles ciegos
  • 84, Charing Cross Road
  • El loro de Flaubert
  • Alta fidelidad
  • Estupor y temblores

Narrativa contemporánea

  • El cielo protector
  • El señor Doubler y el arte de cultivar patatas
  • El cautivo
  • El secreto del faro
  • Saber perder
  • Trainspotting
  • La hoguera de las vanidades
  • Cometas en el cielo
  • Chispas
  • Estoico y frugal
  • Los testamentos
  • Cada día
  • El origen de las especies de Charles Darwin
  • Las mil caras de la Luna
  • Cuando dejamos de ser niños
  • El adversario