Riverside Agency

Realizar una búsqueda avanzada +

Ingresar

¿Olvidó su contraseña? Haga click aquí

Mandelstam

«Conocí a Ósip Mandelstam en La Torre de Viacheslav Ivánov en la primavera de 1911. Entonces era un muchacho flacucho con un lirio de los valles en el ojal, con la cabeza bien alta, de ojos llameantes con pestañas larguísimas. Lo vi por segunda vez en casa de Tolstói en Staro-Nevski, él no me reconoció y Alexéi Nikoláievich se puso a indagar sobre la mujer de Gumiliov, y él le mostró con las manos cómo era de grande el sombrero que yo había llevado en esa ocasión. Me asusté por si sucedía algo irreparable y me anuncié. Ese fue mi primer Mandelstam, el autor del tierno Piedra (ed. Akmé) con esta dedicatoria: «A Ania Ajmátova, chispazos de conocimiento en la desmemoria de los días. Respetuosamente, el Autor».

De la misma colección

  • Doctor Arrowsmith
  • Me despertarŽ en Shibuya
  • Un hijo de nuestro tiempo
  • Otoño
  • El tercer policía & En Nadar-Dos-Pájaros
  • Vestida de corto
  • El hijo perdido
  • El día del perro
  • Mandelstam
  • Diez rupias
  • Hôzuki, la librería de Mitsuko
  • La historia Universal
  • El otro proceso
  • El tercer Policía
  • La boca pobre
  • Jadzhi Murat / El cupón falso
  • El difunto Matías Pascal
  • La vida dura
  • En Nadar-dos-pájaros
  • Los avispones

Poesía

  • Romancero gitano
  • Los campos magnéticos
  • Exilio Topanga
  • La balada del viejo marinero
  • Poemas humanos
  • La sombra del otro mar
  • Obra poética
  • Yo voy soñando caminos
  • Celebración del origen
  • Todos nosotros
  • Paisaje interior
  • Poética
  • Y todo debe ser mentira
  • Como decir poesía
  • Todos saben
  • Himno