Riverside Agency

Realizar una búsqueda avanzada +

Ingresar

¿Olvidó su contraseña? Haga click aquí

Ley de lobos

Los lobos de acercan y un joven rey deberá enfrentarse a su mayor reto en el explosivo final de la bilogía superventas número 1 del New York Times: El rey marcado. El rey demonio. A la par que el inmenso ejército de Fjerda se prepara para la invasión, Nikolai Lantsov deberá hacer uso de todo su ingenio y su encanto (y quizá del monstruo que habita en su interior) para ganar esta batalla. Pero puede que ni el don del rey para conseguir lo imposible sea rival para la oscura amenaza que se aproxima. La bruja de las tormentas. Zoya Nazyalensky ha perdido demasiado en la guerra. Ha visto morir a su mentor y resucitar a su peor enemigo. Hará lo que haga falta para no tener que enterrar de nuevo a un ser querido. Ahora, su deber es aceptar plenamente sus poderes para convertirse en el arma que su país necesita. No importa lo que le cueste. La reina de los lamentos. Nina Zenik se arriesga a morir al infiltrarse en la capital de Fjerda. Y quizá su deseo de venganza le arrebate a su país la oportunidad de conseguir ser libre y a Nina la de lograr que su corazón sane al fin. Rey. General. Espía. Juntos deberán hallar un modo de forjar un futuro en mitad de las tinieblas. O ver cómo cae una nación. Descubre cómo el Grishaverse cobra vida en pantalla con Sombra y hueso, ahora una serie original de Netflix.

De la misma colección

  • El rey marcado
  • Ley de lobos
  • Seis de cuervos
  • Reino de ladrones
  • Estuche especial «Sombra y hueso»
  • Sombra y hueso
  • Asedio y tormenta
  • Ruina y ascenso
  • El rey marcado

Fantasy

  • Fuimos elegidos
  • El ladrón de lengua negra
  • Las Ruinas de Gorlan
  • El Puente en Llamas
  • Las tierras del hielo
  • Pétalos de reencarnación 1
  • Pétalos de reencarnación 2
  • Pétalos de reencarnación 3
  • Tributo
  • El rey marcado
  • Ley de lobos
  • El brujo de la sangre
  • Vampire Academy
  • Los santos de sombra
  • La campaña escarlata
  • Darien. El Imperio de sal